La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

 

ANIH

Desde 2004


 

 

S I N

I + D + i

NO    HAY

F U T U R O

 

 


 

S I N

INVESTIGADORES

NO  HAY

I + D + i

 

 

 

Los mil investigadores temporales que se juegan el puesto cada Navidad

Publicado 14/11/2018
 
Los biomédicos de la Comunidad de Madrid no tienen convenio propio y en su inmensa mayoría son renovados cada año. Ahora le dan un ultimátum a Garrido.
14 noviembre, 2018
Violeta Muñoz
Protesta de investigadores biomédicos. Foto: CCOO Madrid.
 
 
 

“Hemos ido siempre con voluntad negociadora pero te acabas cansando”. El 87% de los investigadores e investigadoras que trabajan en las fundaciones de investigación biomédica de los hospitales madrileños son temporales y sus contratos no les permiten darse de baja. Algunos de ellos llevan encadenando contratos hasta diez años. “Cada año gente que no sabe lo que va a ocurrir con ellos. A algunos investigadores no se les aprobó la renovación hasta el 28 de diciembre”.

La incertidumbre no es lo único que sufren: los más de 1.200 empleados de las ocho Fundaciones de Investigación Biomédica de la Comunidad de Madrid no tienen convenio propio, por lo que sus salarios se deciden “sin criterios objetivos”, explica Juan Ángel Fresno, portavoz de CCOO.

Esto provoca una paradoja: los nuevos investigadores llegan a cobrar hasta un 40% más que los más antiguos. “Porque los que van entrando en el sistema vienen por programas que sí van actualizando salarios, pero estas fundaciones se han negado siempre a hacerlo”, explica el sindicato sobre la brecha salarial en la propia plantilla.

“Como no tenemos estatuto laboral, no tenemos tablas salariales ni categorías. A cada uno se le paga según un criterio que no es objetivo. Estamos contratados por las fundaciones como investigadores, pero en ningún sitio pone lo que debe cobrar un investigador“.

Brecha salarial interna

Denuncian que “el Gobierno madrileño lleva dos años dando largas y que el 18 de diciembre vence el plazo que dio la Asamblea de Madrid para sentarse a negociar y firmar el convenio. “El gran problema es la improvisación, es a lo que estamos acostumbrados los investigadores”.

Los nuevos investigadores llegan a cobrar hasta un 40% más que los más antiguos.

Estos centros dependen de la Consejería de Sanidad y se insertan en grandes hospitales de la región, donde trabajan en ensayos clínicos e investigación biomédica, pero tienen entidad jurídica propia y sus empleados no pertenecen a los Servicios Madrileños de Salud (SERMAS). Tras varios avisos lanzan un ultimátum al presidente de la Comunidad de Madrid: la mesa de negociación debe estar constituida antes del 18 de diciembre y Ángel Garrido tiene que negociar.

Ganar en los tribunales

Solo 164 de estos investigadores son indefinidos, pero las plantillas saben que llevan las de ganar. Por el momento, ha elevado 14 denuncias a la Comunidad de Madrid y todas las que se han resuelto han dado la razón a los trabajadores, que han pasado a ser indefinidos.

“Los 164 investigadores e investigadoras que en la actualidad tiene contrato indefinido lo han conseguido acudiendo a los tribunales, que finalmente han reconocido que su contrato, algunos con más de diez años encadenando contratos temporales, estaba en fraude de ley”, explica CCOO.

Pero esperan no tener que pasar uno a uno por los juzgados: “Lo primero es tener un marco regulado de relaciones laborales como cualquier trabajador. No se permiten bajas, pero sí se nos redujo el 5% el salario, se nos quitó la paga extra. Todos los inconvenientes del sector público pero las ventajas no. No pedimos ser más que nadie, solo condiciones laborales dignas”, expresa Fresno.

Este martes se han concentrado a las puertas del Hospital 12 de Octubre para reivindicar sus derechos laborales y su importancia en el sistema médico público de la región. “Es una plantilla que crece porque es un sector en auge, están los ensayos clínicos, mucha investigación que al fin y al cabo repercute en los pacientes“, expresa Fresno en declaraciones a LA MIRADA COMÚN.

La plantilla se siente víctima de un “reiterado atropello y tomadura de pelo” y denuncian que el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, “está haciendo una dejadez constante de este problema y la Consejería de Hacienda está obstaculizando reiteradamente el inicio de la negociación de un convenio digno para todos los trabajadores/as de las fundaciones, a los que no debe considerar merecedores de derechos laborales”.